Menú principal Ver contenido
Go Top

Viaje

Yeondeunghoe: festival de los farolillos de loto

2022-04-27

Corea a Diario

ⓒ Getty Images Bank

El 8 de abril del calendario lunar es el natalicio de Buda, fecha que este año cae el 8 de mayo, y en Corea celebramos una fiesta milenaria para conmemorar la llegada al mundo de un ser que abrió un camino de esperanza para la humanidad, bajo el nombre de Yeondeunghoe (연등회), festival de los farolillos de loto, que data de hace más de 1500 años, del reinado de Silla, en tiempos del rey Jinheung (진흥). 

Según cuentan, surgió a partir del ejemplo de una mujer pobre, quien, como no tenía nada de valor que dar como ofrenda a Buda, confeccionó un farolillo de papel para iluminar su imagen. Desde entonces se ha celebrado sin interrupción durante un milenio y medio, incluso como celebración de carácter estatal, como en los tiempos de Goryeo, cuando el budismo era la religión oficial.
 En la actualidad, más que un acto religioso es una gran fiesta de color y júbilo que acoge a todo el mundo. Es una de las festividades que más disfrutan los turistas y extranjeros que viven en Corea y en 2020 tuvimos la alegría de que la UNESCO declarase Yeondeunghoe como Patrimonio Cultural Intangible de la Humanidad. Aunque los dos años anteriores hubo de cancelarse por la pandemia, este año la celebración vuelve con todo su esplendor el fin semana del 30 de abril y el 1 de mayo.


Si bien el festival de los farolillos de loto o Yeondeunghoe se celebra en todo el país, la fiesta más importante y vistosa es la que organiza la orden Jogye en Seúl. Los faroles encendidos simbolizan la iluminación espiritual y expresan el deseo de que la sabiduría de Buda brille en todos los corazones. Los fieles confeccionan los farolillos con papel tradicional hanji, que adoptan las formas y colores más diversos. Dos semanas antes y después del festival se exhiben en el arroyo Cheonggyecheon y en los templos Jogyesa (조계사) y Bongeunsa (봉은사).


 Muchos de ellos reflejan símbolos budistas o aluden a episodios de la vida de Buda, pero también hay de personajes de dibujos animados en atención a los niños, los grandes protagonistas del festival. 

El día del desfile por la tarde, en el estadio deportivo de la Universidad Dongguk, se congregan todos los que llevan los farolillos. Allí comienza oficialmente la fiesta con una ceremonia Dharma, que consiste en bañar con agua la pequeña imagen de Buda que encabecerá la procesión. Luego los portadores de los farolillos, vestidos con coloridos trajes tradicionales, celebran una fiesta de música y coreografías tradicionales, un gran ensayo de la que luego efectuarán en público.


A partir de las 7 de la tarde, cuando comienza a anochecer, comienza el hermoso desfile de farolillos encendidos, que recorre la avenida Jongno, partiendo de las inmediaciones de la estación Estadio Dongdaemun hasta el templo Jogyesa. Cuando termina el desfile de los farolillos, en la intersección de Jonggak, donde se encuentra la campana budista, tiene lugar la fiesta propiamente dicha.


 A partir de las 9 de la noche actúan grupos de música tanto tradicionales como modernos, y el público corea las canciones, baila las coreografías y participa de rondas y trenecitos, aunque aquí no acaba la celebración. Al día siguiente, el domingo 1 de mayo, a partir del mediodía celebran una gran fiesta cultural y tradicional en la calle del templo Jogyesa. Allí el público puede confeccionar farolillos de loto con sus propias manos, dibujar y pintar mandalas, probar la cocina budista, conocer los juegos tradicionales, aprender caligrafía, recibir terapia budista, disfrutar de actuaciones y conocer el budismo de otros países y culturas. A las 7 de la tarde comienza la fiesta de despedida en la misma calle, donde todos se despiden con una gran fiesta y procesión por las calles de Insadong. Como pueden apreciar, Yeondeunghoe es una vistosa y alegre celebración abierta a todo el mundo y refleja el espíritu de amor, tolerancia y compasión que es la esencia del budismo.

Contenidos recomendados

Close

Nuestra página web usa cookies y otras tecnologías de recopilación de datos para optimizar los servicios. Se sobreeentiende que, al mantener el acceso, el usuario da su consentimiento tanto a nuestra Política de privacidad, como al uso de esas tecnologías. Ver más >